Blog de Galsuinda

Mercedes Aroz: Los derechos jurídicos del no nacido

Conferencia de Dña Mercedes Aroz el 6-5-2014 titulada: Los derechos jurídicos del no nacido. Se impartió en la sala Kutxa de la calle Arrasate de San Sebastian. Presenta el obispo de San Sebastian, Mons. Jose Ignacio Munilla. La conferencia es la segunda de la semana social RICARDO ALBERDI, organizada por el Secretariado Social de la Diocesis de San Sebastian

DALAVIDA2014, en el Pabellón Multiusos I de la Casa de Campo de Madrid

29 y 30 de marzo, en el Pabellón Multiusos I de la Casa de Campo de Madrid
 
Dos días de oración, formación y fiesta. Jornada Mariana por la Familia y la Vida #DALAVIDA convocada por la Provincia Eclesiástica de Madrid en el marco de la Semana de la Vida que la Iglesia celebra anualmente.
 
Monseñor Reig Pla y otros intervinientes
Nuestra patrona vista por un voluntario. Mil gracias por las fotografías
Con tu ayuda, Madre, podemos!
Etiquetas: 

Reig Pla: Es María, la mujer, quien pisa la cabeza de la serpiente

Por José Javier Esparza
 
El obispo de Alcalá, Monseñor Reig Pla, alerta del “feminismo reduccionista” que acaba infravalorando a la mujer.
Encuentro de DALAVIDA en la Casa de Campo de Madrid.
Con una reivindicacion de la mujer, representada por Maria como madre de Dios, el obispo de Alcala, Juan Antonio Reig, ha abierto en la tarde del sábado el encuentro DALAVIDA en la Casa de Campo de Madrid en el marco de la Semana de la Vida que la Iglesia celebra anualmente.
 
La batalla científica y racional por la vida esta sobradamente ganada -explico Monsenor Reig-, y ahora se trata de ganar la batalla en los corazones".
Las legislaciones contra la vida no son ya producto de convicciones ideológicas o científicas, sino fruto de la dureza de corazón de los seres humanos. A este respecto Reig subrayo el papel determinante de la mujer en este combate: "es Maria -recordó- quien pisa la cabeza de la serpiente".
 
El encuentro DALAVIDA reúne este fin de semana, bajo el paraguas de la comisión episcopal de la Familia, a un nutrido grupo de asociaciones, grupos y plataformas católicos con el propósito de celebrar el derecho a la vida y la dignidad de todo ser humano.
 
Después de recorrer la treintena de stands que conforman la Feria de la Vida -instituciones eclesiales que realizan su actividad en el marco de la pastoral familiar y provida- el obispo complutense se ha dirigido a los asistentes y les ha animado a pedir al Señor que quite la “dureza de corazón de quienes promueven leyes indignas contra la vida humana, de quienes las sostienen y de quienes hancen negocio con la muerte”.
 
La batalla entre la vida y la muerte
 
Porque, ha explicado Reig Pla, “ya no se trata de dar agumentos a favor de la vida. Están todos dados. No hay ningún argumento para justificar la destrucción de la vida humana” y, por eso, la empresa ahora es “ganar los corazones. La batalla entre la vida y la muerte ya no se decide con argumentos sino en los corazones”.
Etiquetas: 

Encontrar a Dios a través del hijo

Para que las mujeres no tengan que pasar por el sufrimiento de un aborto, existe Proyecto Ángel, de ayuda a la mujer embarazada. Habla de él doña Marian Marco, que hace unas semanas se hizo cargo de su primer caso como consejera: una joven embarazada con dificultades económicas serias. Proyecto Ángel le ofrece ayuda a través de Cáritas y, si fuera necesario, también asistencia psicológica. Pero el papel de Marian, y lo que distingue a esta iniciativa, es el acompañamiento espiritual. 

Una voluntaria de Proyecto Ángel, con una joven.

En un principio, ella se había preparado para Proyecto Raquel. Pero su propio embarazo desaconsejaba que tratara a una mujer con síndrome post-aborto. Su marido, con el que siempre ha compartido el interés por la pastoral de la vida, estaba por aquel entonces traduciendo los manuales de Proyecto Ángel. «Me gustó -explica- porque es mucho más completo que nada de lo que había visto antes», cuando desde el COF de su parroquia colaboraba con entidades provida. «Se trata de acompañar a esa mujer para que, a través del embarazo, se encuentre con Dios y quede integrada en una parroquia». Además de la riqueza que supone el encuentro con Dios, la parroquia ofrece una continuidad en el acompañamiento, que puede tener carácter preventivo. Muchas mujeres con embarazos imprevistos -explica Marian- son o serán reincidentes, y un entorno favorable «ayuda a mejorar su situación también de cara al futuro».

Si tratas a los demás en coherencia con su dignidad, ya estás abierto a la vida

Que todas las parroquias estén comprometidas con la defensa de la vida, y puedan acoger a las personas con dificultades en este ámbito es el objetivo de Parroquias por la vida, la iniciativa más joven de Spei Mater. La parroquia de la Santa Cruz, de Coslada, se está preparando para ser la parroquia piloto de este proyecto. El año pasado, un pequeño grupo de agentes de pastoral participó en las primeras reuniones de formación y, este curso, cuatro de ellos están haciendo o van a hacer el curso de formación on-line. Entre ellos está doña María Tobes, una consagrada que está convencida de que «la defensa de la vida tiene que estar en los núcleos de la Iglesia, que son las parroquias; igual que Cáritas».
 
María explica que el objetivo de esta iniciativa es, «sobre todo, abrir las conciencias de la gente a la verdad». Gira en torno a dos ejes. El primero es la oración: en su parroquia, ya se pide por la vida cada día en el Rosario y la Misa, y quieren crear momentos de oración específicos. El segundo eje es la formación: «Tenemos que formarnos nosotros, para hacer llegar a esta formación al resto de personas de la parroquia», a las que les resulta más difícil acceder a ella. Este aspecto fue el que, en un primer momento, llamó más su atención. «Me daba cuenta de que, cuando hablaba con personas que no comparten la enseñanza de la Iglesia, no siempre sabía darles respuestas. Además, en la sociedad hay otras ideas, que van calando en nosotros».
 
¿Te imaginas...?
Sin embargo, ha recibido mucho más. «En una de las primeras reuniones, nos hablaron sobre la dignidad de la persona, con preguntas básicas que nunca me había planteado. No se trataba ya sólo del aborto o la eutanasia, sino de la dignidad de la persona con la que te encuentras día a día, de la cajera del supermercado. Tratándola de forma coherente con esa dignidad, ya estás abriéndote a la vida. No se trata sólo de que yo vaya a manifestaciones, sino que en mi vida cotidiana manifieste lo que creo. Lucho por el bebé en el seno de su madre, por el anciano o el deficiente, pero también por el vecino, por el que pide en la calle...»

Páginas