Proyecto Ángel

Angel: no estás sola

Nochebuena de 2013...

Una mujer violada por un compañero de trabajo del que queda embarazada tiene cita en un abortorio. Una amiga de la chica se pone en contacto con la asociación y rápidamente el equipo de Spei Mater localiza a una rescatadora para que la ayude a replantearse su decisión.

Finalmente, la joven decidió seguir adelante con la gestación. Acudir al “rescate” es el primer paso que dar en Proyecto Ángel, el otro pilar de Spei Mater. Su objetivo es acompañar a mujeres que han decidido no abortar o tienen un embarazo difícil. De hecho, la mayoría de las chicas llegan con la decisión de continuar, pero su entorno no las entiende o tienen dificultades económicas o de salud para las que necesitan ayuda. 

Ahí aparecen el facilitador y el ángel 
El primero ayuda a la madre a resolver problemas económicos, de vivienda o empleo; y el ángel (siempre es una mujer) acompaña a la madre como lo haría una amiga o hermana “Su función pasa por acompañarla al médico o de compras, pero lo más importante es que la escuche –cuenta la coordinadora de Proyecto Ángel, Gloria Díaz Piattoni. Muchas de estas mujeres no tienen ni el apoyo de sus familias; al contrario, no es la primera adolescente valiente que nos llega huyendo de unos padres que la quieren obligar a abortar”. Durante este tiempo que viven juntas, el ángel tiene la misión además de acompañarla espiritualmente o proponerle por primera vez la fe, pues, como asegura Gloria Díaz, “el embarazo es un momento muy bueno para el encuentro con Dios Efettá: apoyo parroquial 

La labor que lleva a cabo Spei Mater no sería posible sin la pastoral provida de las parroquias. Este es el objetivo de Efettá: crear grupos en las parroquias que recen por la vida, se formen y capaciten para acoger a mujeres embarazadas con necesidades o personas que han sufrido el SPA y necesitan sentirse integradas en una parroquia, porque, además de la sanación y el anuncio de la fe, Acero asegura que es muy importante la vivencia en comunidad para que, si vuelven los demonios del pasado, sean capaces de decirles que no. Si quieres que tu parroquia trabaje por la vida o eres una madre en apuros contacta con Spei Mater a través del 91 364 09 40 o de www.speimater.com

Revista Misión nº 32

Etiquetas: 

Tu parroquia te ayuda a ser madre

Por Margarita García 

El ángel acompaña a la madre al médico o de compras, pero sobre todo la escucha y le propone por primera vez la fe

Cuando Ana María se quedó embarazada todo su entorno le pidió que abortara. El niño venía con problemas y ella también los tenía. «Me quedé tan sola que entré desesperada en una iglesia, porque al día siguiente tenía la cita para abortar. Y qué “casualidad” que justo ese día el sacerdote hizo una bendición por las madres gestantes; entonces sentí que mi hijo, de apenas dos meses, se movía y que Dios me iba a ayudar».

Y así fue: Juan nació sano. Hoy Ana María dedica parte de su tiempo al acompañamiento de embarazadas. Es uno de los ángeles que Spei Mater pone a disposición de las madres en apuros que acuden a las parroquias buscando ayuda Pero, así como muchas mujeres deciden seguir adelante con la gestación, otras optan por el no. Entonces entra en juego otro de los pilares de la asociación: el Proyecto Raquel, cuyo objetivo es curar las secuelas de un aborto María José Mansilla es la presidenta y fundadora de Spei Mater, una asociación pública de fieles que trabaja provida a través del Proyecto Raquel Raquel: tras el aborto

Revista Misión nº 32

Encontrar a Dios a través del hijo

Para que las mujeres no tengan que pasar por el sufrimiento de un aborto, existe Proyecto Ángel, de ayuda a la mujer embarazada. Habla de él doña Marian Marco, que hace unas semanas se hizo cargo de su primer caso como consejera: una joven embarazada con dificultades económicas serias. Proyecto Ángel le ofrece ayuda a través de Cáritas y, si fuera necesario, también asistencia psicológica. Pero el papel de Marian, y lo que distingue a esta iniciativa, es el acompañamiento espiritual. 

Una voluntaria de Proyecto Ángel, con una joven.

En un principio, ella se había preparado para Proyecto Raquel. Pero su propio embarazo desaconsejaba que tratara a una mujer con síndrome post-aborto. Su marido, con el que siempre ha compartido el interés por la pastoral de la vida, estaba por aquel entonces traduciendo los manuales de Proyecto Ángel. «Me gustó -explica- porque es mucho más completo que nada de lo que había visto antes», cuando desde el COF de su parroquia colaboraba con entidades provida. «Se trata de acompañar a esa mujer para que, a través del embarazo, se encuentre con Dios y quede integrada en una parroquia». Además de la riqueza que supone el encuentro con Dios, la parroquia ofrece una continuidad en el acompañamiento, que puede tener carácter preventivo. Muchas mujeres con embarazos imprevistos -explica Marian- son o serán reincidentes, y un entorno favorable «ayuda a mejorar su situación también de cara al futuro».

Spei mater vive de la Providencia…. ¿ Quieres colaborar con la Providencia?

Spei mater vive de la Providencia,

No pedimos más que donativos voluntarios por las formaciones, capacitaciones, charlas y retiros  que damos, excepto el donativo simbólico de 15 euros que pedimos por el curso provida online y que necesitamos para pagar los gastos asociados

El abanico de necesidades es enorme

 

La archidiócesis de Madrid se ha propuesto crear grupos provida en todas las parroquias.
 
Lo primero y fundamental es promover la oración y la formación. De ello se nutrirán después de voluntarias los grupos de ayuda a embarazadas con problemas (Proyecto Ángel), o a mujeres que padecen las secuelas de haber pasado por el trauma de un aborto (Proyecto Raquel). «Hemos hecho muy poco para acompañar adecuadamente a las mujeres que se encuentran en situaciones muy duras, donde el aborto se les presenta como una rápida solución a sus profundas angustias», se lamentaba recientemente el Papa Francisco

 

Necesito un ángel

Si has tenido un embarazo imprevisto y te encuentras desconcertada llamanos, necesitas hablar las cosas con calma.
Si el medico te ha dicho que el bebe viene con una malformación llamanos, necesitas una segunda opinión, los médicos se curan en salud y se equivocan muchas veces
Si estas pasando un embarazo muy duro y te sientes muy sola llamanos, sabemos que estas muy sensible y necesitas con quien hablar y con quien compartir
Si lo prefieres mandanos un whatsup
Estamos para ayudarte, no para juzgarte.

Como tener ángeles en mi parroquia

  • Frecuentemente no es una persona aislada la que tiene esta vocación, sino que en una parroquia o en otros grupos o movimientos sienten esta vocación de involucrarse de una manera mas activa en la ayuda a la embarazada de una manera conjunta.
  • Esto es una gran riqueza puesto que a la labor que cada ángel realiza individualmente con cada persona hay otra serie de actividades que de forma conjunta pueden realizarse en dicha parroquia o grupo y resulta mas sencillo su integración en la comunidad. A la vez los ángeles se apoyan unos con otros y con los grupos Effeta.

Quiero ser angel

  • Lo primero y mas importante y para ser angel es tener  esta vocación: ¿ me siento llamado a serlo?. En realidad hay tres figuras.
    • El rescatador, que realizará la intervención inicial en el momento de crisis para evitar el aborto,
    • El facilitador, que gestionara los distintos recursos
    • El ángel, que acompañará y las ayudara a su integración en la vida eclesial.
       

Páginas