Así se extiende el aborto

 Bernard Nathanson, médico que dirigió un abortorio de Nueva York en el que se practicaron decenas de miles de abortos, se arrepintió y contó cómo hicieron para extender el aborto en EEUU, manipulando la opinión pública. La misma estrategia se trasplantó luego a otros países:

1. Mostraron el aborto clandestino como un problema de salud. Como las cifras reales de muertes maternas no llamaban la atención, se las inventaron, así como el número de abortos clandestinos. Eso mismo se hizo décadas más tarde en Hispanoamérica.

2. Publicaron periódicamente estadísticas (falseadas) de apoyo al aborto en la población. Al principio, mostraban apoyos moderados, luego los iban aumentando. La realidad siguió a la ficción: como mucha gente quería estar con la mayoría y que no les llamaran "anticuados", se unían a la opinión "mayoritaria".

3. Hacían campaña mediática aprovechando casos extremos, presentando supuestas situaciones en las que aparentemente la vida del niño amenazaba la de la madre.

Posteriormente, se añadieron nuevas estrategias:
4. La aprobación legal del aborto en situaciones excepcionales. Una vez aprobado, las situaciones se amplían de forma subrepticia y el aborto acaba siendo aceptado en todas las situaciones. Esto ha ocurrido con el aborto "por riesgo para la salud de la madre": se extiende al considerar que el daño psicológico por tener un hijo sin estar preparada es un riesgo para la salud materna, y se permite el aborto sin límite de tiempo. En España, probablemente más del 90% de los más de 100.000 abortos anuales en la primera década del siglo XXI se incluían en este motivo.

5. La creación de la falsa ONG Planned Parenthood ("paternidad planificada"), que es en realidad una multinacional del aborto. Tiene sucursales en todo el mundo. Su entidad de "ONG" le permite recibir fuertes subvenciones de EEUU y otros países, contribuir a campañas políticas, y recibir donaciones como las de las fundaciones Rockefeller, Ford, Bill & Melinda Gates, etc. Planned Parenthood contribuyó a la campaña política de Barack Obama, que lo primero que hizo como presidente fue desbloquear las subvenciones a esta organización. Planned Parenthood se dedica también a la (des)educación sexual de los jóvenes para extender el aborto y al tráfico de órganos procedentes de bebés abortados para experimentación.

6. La selección y contratación de mujeres que actúan como líderes de opinión, figuras públicas que hacen de pantalla para extender el aborto en nuevos países. En España fue Cristina Almeida en los '80, en la década pasada fue Mónica Roa en Hispanoamérica. Paralelamente, se financian grupos radicales feministoides y libertarios,  o de extrema izquierda, que hacen presión en universidades, y "trabajo de campo" en barrios, pueblos, etc. Todo ello, fuertemente financiado con el dinero de las donaciones. Este dinero, muchísimo dinero, es el aceite que engrasa toda la maquinaria de promoción y provisión del aborto, como han denunciado ex-dirigentes de Planned Parenthood y ex-abortistas libertarios.

7. La campaña de desprestigio contra la Iglesia, como principal opositora al aborto. Para ello se creó la organización "Catholics for a Free Choice", "Católicas por el Derecho a Decidir", que promueven del "derecho" al aborto. Es como si las empresas tabacaleras creasen una asociación de "médicos a favor del tabaco" para manipular a la opinión pública. 

8. La amenaza contra quien se oponga públicamente al aborto: se le demoniza, se le presenta como un machista o un retrógrado, se trata de que sepa que puede tener problemas, que puede sufrir incluso un "escrache" por un grupo de mujeres desnudas (para eso se crearon las Femen), ser insultado si defiende el aborto en foros, o incluso ser denunciado (aunque gane el pleito, esto es una gran molestia y disuade a otros). Así, las personas con más liderazgo se ven entorpecidas o relegadas al silencio, y los más timoratos, por el efecto del escarmiento público, prefieren callarse, no convocar actos, no tratar el tema en medios de comunicación, etc. 

9. Estas políticas abortistas se han diseñado como una estrategia de "derecho a la salud reproductiva" por la Organización Muncial de la Salud, dependiente de la ONU, que en su Boletín nº78 abogó por la extensión del "derecho al aborto seguro" a todo el mundo, y la independencia total de la mujer para decidir el aborto, eliminando la opinión del cónyuge o de los padres en caso de menores, y hasta la objeción de conciencia de los médicos.

 Todo esto no es una estrategia de grupos feministoides radicales, ni siquiera la lucha de un lobby. Es un empeño promovido por los poderes económicos más potentes del mundo y la masonería, que se traslada a financiar y promover políticas públicas abortistas a través de la ONU, presionando a los gobiernos (en el caso de España, no se permitió que siguiera adelante la reforma de la ley del aborto) y amenazando incluso con la retirada de ayudas a los países pobres que no quieren legalizarlo, como denunció Mercedes Arzú de Wilson en Costa Rica, Daniel Ortega en Nicaragua, etc. 

Etiquetas: 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.