Recursos de oracion por la vida: oración para un enfermo terminal

Amado Jesús, grandes son tus maravillas y el poderío de tus manos, hijo del Dios Todopoderoso que envió a su único hijo al mundo a vivir como uno de nosotros para poder traernos salvación, muriendo en un madero por nuestros pecados y resucitando al tercer día después de arrebatar las llaves del averno.

Adorado sea tu nombre por los siglos de los siglos, porque eres bueno, misericordioso y tu esencia es amor puro e incondicional, gracias por el regalo de la vida y por ayudarme a cuidarlo cada día, porque me guías en cada paso que doy y proteges a los que me importan de cada peligro o accidente.

Benevolente Señor, hoy estoy delante de tu presencia levantando un clamor por la vida de (colocar el nombre de la persona) tú conoces su situación mejor que nadie, sabes que en este momento se encuentra muy enfermo/a y la enfermedad que padece no es nada fácil de tratar.

Los médicos dicen que se encuentra en una condición muy grave, que hay muy pocas posibilidades de que se recupere, pero yo no tengo mi confianza puesta en la medicina terrenal, mi confianza está en ti que todo lo puedes, que cuando anduviste entre nosotros como humano hiciste muchos milagros de sanidad asombrando a las multitudes e incluso a personas incrédulas, todo bajo la cobertura del poder de nuestro Padre Eterno.

Te ruego que en tu infinito poder y misericordia le des vitalidad y fortaleza, que tanto su espíritu como su cuerpo se recuperen y regrese su ánimo para poder alzarse sobre su condición. Todos los que estamos a su alrededor reconocemos que está peleando una dura batalla, pero yo sé que si tú te conviertes en su escudo y su espada nada podrá vencerle, mucho menos una enfermedad que no puede sobreponerse a tu poder divino.

Milagroso salvador permite que su fe sea inquebrantable, que crea que tú puedes ayudarle, que tú eres su solución; la única respuesta. Termino esta oración dejando mi petición en tus manos, sé que si sanarle es parte de tu voluntad perfecta pronto le veremos recuperado/a, a fin de cuentas no hay nada imposible para ti.

Tengo fe de que pronto su vida experimentará un milagro que la cambiará por completo de una manera positiva. En tu santo nombre. Amén