El síndrome postaborto de un famoso: «Cada vez que veo un chico de 24 años pienso que podría ser él»

Fuente: Religión en Libertad

En síndrome postaborto no es privativo de las madres: un 25% de quienes lo padecen son hombres. En esa categoría pueden entrar las revelaciones de Pierre-Jean Chalençon, de 49 años, un coleccionista de arte muy famoso y televisivo en Francia. Recientemente ha confesado su pesar por el hijo que no llegó a nacer hace un cuarto de siglo.

Chalençon posee la mayor colección privada de objetos sobre Napoleón Bonaparte, una figura de la que se enamoró desde niño. Ha llevado a cabo varias exposiciones en todo el mundo de los tres mil objetos que ha ido atesorando desde que compró el primero cuando tenía 17 años. Por este motivo es apodado como Empereur [Emperador].

A pesar de lo especializado de su afición, Pierre-Jean es un personaje muy televisivo. Participa como comprador en Affaire conclue [Negocio cerrado], un programa de France 2 en la que se valoran y subastan antigüedades. También participa en las emisiones de la popular periodista Sophie Davant.

Además es hermano de Isabelle Chalençon, cronista de moda en la misma cadena pública.  Fue confidente de grandes celebridades como el modisto Gianni Versace o el cantante Charles Trenet (La mer), cuya biografía publicó tras su fallecimiento en 2001. 

Tanta es su popularidad, que su autobiografía, aparecida en marzo, justo antes del confinamiento, se convirtió en número 1 en ventas: Appelez-mois l'Empereur! [Llamadme El Emperador!].

En la obra, Chalençon, quien se ha confesado bisexual, hace una revelación: una mujer con la que salió en su juventud abortó y él no ha dejado de lamentarlo.

"Usted, a quien tanto gusta compartir y transmitir, ¿no lamenta no haber tenido hijos?", le preguntaba recientemente France-Dimanche: "Sí tuve uno, pero mi compañera de entonces decidió no tenerlo. Y yo lo lamento todos los días".

Y añade: "Ahora ya no es cosa de tener uno a los cincuenta años, pero no le oculto que cada vez que veo un chico de 24 o 25 años, me digo que podría ser él o ella. Sé que si ella [su novia] hubiese decidido tenerlo, sin duda me habría lastrado mucho, pero le habría adorado".