Blogs

Mons. Reig Pla:« Vivimos juntos para proteger la vida, particularmente la inocente e indefensa»

 

Publicada en el Diario de Alcalá el 21 de febrero de 2013

--Lleva camino de tres años en Alcalá, ¿se han cumplido sus expectativas? ¿le ha decepcionado la ciudad?

Cuando vine no tenía expectativas. Venía con deseos de servir a la Iglesia. Estoy contento del trabajo realizado. Los sacerdotes, los religiosos y religiosas y los laicos con los que trato habitualmente son muy amables. La Ciudad tiene mucho atractivo para mí.

--Bajo su mano, se han dinamizado las relaciones con la sociedad en general, con actos como la ‘acogida’ de los Reyes Magos o colectas para los colectivos más desfavorecidos. ¿Cuál es su próximo objetivo?

Lo importante en mi trabajo es ir formando personas (sacerdotes y laicos) e introducir actividades y crear instituciones y servicios en favor de la evangelización: la Iniciación Cristiana de jóvenes y adultos, la Adoración Perpetua al Santísimo Sacramento, los Retiros Diocesanos, la Escuela de Oración, la Escuela de Evangelización; el Centro de Orientación Familiar (COF) Regina Familiae, el Proyecto Raquel, la Casa de Acogida San Diego; el Pontificio Instituto Juan Pablo para estudios sobre el matrimonio y la familia, el Instituto Diocesano de Teología, la Escuela de Arte Cristiano, el Aula CulturalCivitas Dei, el Seminario Menor, la Escuela de Monaguillos, la firma de un convenio de colaboración con la Universidad Cisneriana, la nueva página web, etc. Por lo demás, forma parte de mi inquietud apoyar, purificar y promover, todas las tradiciones religiosas de la ciudad: Santos Niños, Virgen del Val, San Diego de Alcalá, Semana Santa, Navidad, Reyes Magos, etc. Dos son los próximos proyectos: la ampliación de la Casa de los Pobres y las Semanas de Evangelización en todas las parroquias de la Diócesis.

--¿Qué significa para la ciudad recibir a la Virgen de Częstochowa?

Recibir a la Virgen de Częstochowa es una invitación para promover en todo el mundo una gran oración por la vida humana. Para mí este acontecimiento es muy entrañable por lo que significa el beato Juan Pablo II en mi vida. No podemos olvidar que esta imagen acompañó todo el proceso de liberación del Pueblo Polaco. Nosotros unidos a ella y  a San Valentín, queremos, además, orar por todos los novios, los prometidos y los matrimonios en una Vigilia de Oración en la Catedral-Magistral, mañana viernes a las 21 horas.

--¿Cómo lleva ser uno de los obispos más conocidos de España, algo que surge sobre todo a raíz de sus polémicas declaraciones?

Mis declaraciones no son más que lo que enseña la Iglesia Católica. Procuro ser fiel, sin reduccionismos, con verdad y caridad, a la misión que me ha encomendado la Iglesia en Alcalá de Henares y en España. Sí puedo decirle que cada vez compruebo más cariño y acogida a mi persona en toda la diócesis y fuera de ella.

--¿Qué tal su relación con los políticos locales? ¿Le incomoda que por resolución del pleno no le inviten a los actos oficiales?

Por mi parte el trato con todas las personas, incluidos los políticos locales, es siempre amable. Siempre encontrarán en mí propuestas de lealtad, amistad y cooperación. La resolución del ayuntamiento a la que hace referencia no me incomoda porque es irrelevante jurídicamente, pues como confirma un informe jurídico del propio Ayuntamiento de Alcalá de Henares, esta moción, como otras análogas, «no se encuentra incluida dentro del ámbito competencial municipal». Como pastor de la Iglesia Católica lo que me preocupa de este hecho es lo que supone de ataque a la libertad religiosa. Desde mi punto de vista lo importante es trabajar juntos por el bien de los alcalaínos.

--¿Se van a construir más parroquias? Por ejemplo, en Espartales llevan diez años esperando.

Por fin el proyecto de nuevo templo de la parroquia de Santo Tomás de Villanueva está aprobado y espero que comiencen pronto las obras. En otros lugares está previsto comenzar con prefabricados. La situación que estamos viviendo hace más difícil la edificación de templos.

--Hay una recogida de firmas en Internet que solicita que retiren de la web del Obispado “los contenidos ofensivos contra los homosexuales”. Se refiere  a que en su web hablan de una terapia. ¿La homosexualidad se cura? ¿Se retirarán este tipo de contenidos de su web?

En la correspondiente sección de la página web del Obispado procuro que estén recogidos todos los aspectos que forman parte de la Doctrina Social de la Iglesia (aborto, derecho a la información, juegos de azar, liberalización de horarios, tráfico de seres humanos, etc.), también  los referentes a las personas con atracción sexual hacia su mismo sexo (AMS). Todo lo que se dice recoge el Magisterio de la Iglesia el cual no habla de enfermedades desde el punto de vista clínico sino de pecados; no utiliza un lenguaje médico sino antropológico y moral. Por eso distingue entre las personas con inclinación sexual hacia su mismo sexo (que merecen respeto y amor), la inclinación propiamente dicha («objetivamente desordenada») y los actos («intrínsecamente desordenados»). Cuando los documentos de la Iglesia hablan de «terapia apropiada» se refieren a la terapia integral según la «antropología adecuada» enseñada por el beato Juan Pablo II y que aborda todos los dinamismos de la persona (físicos, psíquicos y espirituales). A la Iglesia sólo le competen los aspectos morales y espirituales en su actuación. Los demás aspectos corresponden a los médicos, psicólogos y psiquiatras según la voluntad de los interesados y el bien objetivo de la persona. Por lo expuesto es fácil comprender que no se puede renunciar a exponer íntegramente la doctrina de la Iglesia Católica. Lo contrario sería atentar contra la libertad religiosa.

--¿Qué opina de la próxima ley del aborto que quiere aprobar el ministro Gallardón?

La nueva ley sobre el aborto todavía no se ha dado a conocer por eso no puedo manifestar mi opinión. De todas maneras quiero volver a decir que el aborto – muerte provocada de un ser inocente – es un fracaso de la humanidad y de la medicina. Vivimos juntos para proteger la vida, particularmente la inocente e indefensa, y no para destruirla. El aborto es la peor crisis de nuestra civilización. Todas las leyes que lo propician deben ser abolidas.

--Estamos en uno de los momentos en los que más se habla de corrupción, ¿por qué cree que se corrompen los políticos? ¿Qué tienen que hacer los políticos para recuperar el respeto de la sociedad?

La corrupción en todos los ámbitos, también en la política, pone de manifiesto que en cada persona existe una inclinación al mal. El problema debe ser abordado, por tanto, en dos frentes. Por una parte debemos dotarnos de leyes justas que ayuden a prevenir y detectar la corrupción, y establezcan sanciones proporcionadas. Pero sobre todo lo que necesitamos son personas honradas, justas y virtuosas. Ésta es la aportación específica de la fe y la educación cristiana. Los políticos, como las demás personas, necesitan conversión. Ésta es la propuesta de la Cuaresma que acabamos de empezar.

--Se acerca la Semana Santa, una de las más complicadas por la  situación en distintas cofradías (juntas gestoras, malas relaciones)- ¿Ha tenido que mediar el Obispado? ¿Por qué es tan difícil la ‘paz cofrade’?

Desde el primer instante he procurado estar animando y acompañando a las hermandades y cofradías, a las que tanto quiero. Este es un momento muy interesante para su consolidación y para crecer en identidad. El respaldo del Obispado y del Obispo no les faltará. Las crisis, bien administradas, son ocasión de crecimiento. La ‘paz cofrade’ no es difícil. Hay que mirar bien a quien servimos – a Dios y al prójimo – y ser escrupuloso en el cumplimiento de los estatutos y del Código de Derecho Canónico.

--¿Se reitera en que Alcalá debe tener una procesión oficial?

Ya he expresado muchas veces mi opinión. Si la procesión general ayuda a vivir más la Semana Santa hay que procurar todos lo medios para actualizarla. Comprenderá que esta decisión corresponde a las cofradías. Mi aliento no les faltará.

 

 

Monseñor Reig Pla: Algunas consideraciones teológico-morales en casos de violación

«La violación es forzar o agredir con violencia la intimidad sexual de una persona. Atenta contra la justicia y la caridad. La violación lesiona profundamente el derecho de cada uno al respeto, a la libertad, a la integridad física y moral. Produce un daño grave que puede marcar a la víctima para toda la vida. Es siempre un acto intrínsecamente malo. Más grave todavía es la violación cometida por parte de los padres (cf. incesto) o de educadores con los niños que les están confiados» (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2356).

Spei Mater grita: ¡Ábrete a la misericordia y a la vida

Ayer volví a la diócesis de Alcalá de Henares. Concretamente estuve en la parroquia de la Santa Cruz de Coslada. Spei Mater, la asociación pública de fieles al servicio del Evangelio de la vida que el pasado 19 de octubre fue presentada oficialmente por Monseñor Reig Pla en el palacio episcopal (lee la crónica del evento en esta misma página), comenzaba a trabajar. Unas treinta personas nos reunimos en una de las salas de la parroquia para participar en el primer encuentro del proyecto Effetá, ábrete.

Entrevista a Verónica Cardona, una joven que rechazó el aborto por violación

Verónica Cardona, una mujer colombiana de 21 años que quedó embarazada a los 16, tras ser violada por su propio padre, reveló el drama que pasó y cómo Dios le dio fuerzas para continuar, y ahora exhorta a las mujeres que pasan por casos similares a que “¡no tengan miedo de decirle sí a la vida, no tengan miedo de decirle sí al amor!”.

Páginas