sanación

Español

TESTIMONIO DE VIDA ENTRE ALUMNOS DE SECUNDARIA DE UN COLEGIO CATÓLICO

La Dirección de un colegio religioso pidió al equipo de Spei Mater de la archidiócesis de Valencia su colaboración en la Semana por la Vida que estaban organizando para sus alumnos. Éste es un centro educativo de una población grande cercana a Valencia con muchos alumnos pertenecientes a todos los niveles educativos, desde Educación Infantil hasta Bachillerato.

Para nosotros ser llamados a hablar a los alumnos de Educación Secundaria de dicho colegio fue ocasión de una gran alegría. ¿Hay algo más grande que compartir la Verdad con las nuevas generaciones? Compartir el Evangelio de la Vida; que la vida no viene de nosotros, sino de Dios Nuestro Padre. Nos sentíamos con una misión, la de contar la verdad de cuáles son las consecuencias de la decisión de abortar;  no sólo para el bebé cuya vida está comenzando, sino también para la madre y para la familia entera.

La mañana del 30 de junio de 2019 fuimos un pequeño grupo en representación de Spei Mater. Estaba formado por personas que colaboran en los dos proyectos de acompañamiento: el Proyecto Raquel y el Proyecto Ángel.

Se nos invitó a dar a conocer la experiencia real, vivida, de lo que supone el acompañamiento para una mujer que ha abortado (o un hombre que ha participado en un aborto),  y también la de dar apoyo a la madre tentada al aborto con el fin de que ésta permita que la vida de su bebé se abra camino.

Al llegar, y tras un breve cambio de impresiones con el Director, nos retiramos a la capilla para ponernos delante del Santísimo. ¡Nada podemos sin la oración!

Ya estamos en el aula prevista para ello. Es muy alargada, pero tiene la ventaja de que no permite más de tres –como mucho cuatro- filas en profundidad. Por allí pasan los alumnos de 4º de ESO y de 3º de ESO. Los que cierran nuestra visita son chicos y chicas de primero de Bachiller. Los de segundo ya han terminado el curso. Son muchos, más de 90. Todos ellos, en un alborotado fluido, incesante primero e intermitente después, acceden a la sala citada.

Durante la exposición delante de alumnos, profesores y sacerdotes, se abrió la parte testimonial de dos chicas, hoy colaboradoras de Spei Mater, a las que el Señor sanó cuando fueron acompañadas en el Proyecto Raquel. Éstas contaron su experiencia de aborto y las secuelas que esto les produjo durante años. La sensación que flotaba en el aire era de expectación. Se trataba de una experiencia vivida en primera persona, todo el mundo permaneció atento hasta el final.