Valencia

Español

Nueva jornada de capacitación para el Proyecto Ángel de Spei Mater

Informan hoy en Paraula en la edición impresa del nuevo curso de capacitación de Proyecto Ángel: Muchas gracias, Paraula, por estar siempre al tanto.

SpeiMater organiza los próximos 15 y 16 de diciembre unas nuevas jomadas de capacitación de personas para el Proyecto Ángel. Se trata de “un proyecto de la Iglesia para defender la vida”, según apuntan desde la entidad. Y es que a través de él se realiza acompañamiento, atención y asistencia a la mujer embarazada y tentada al aborto. El Proyecto Ángel, tal y como explican, “son las manos de la Iglesia que se acerca a la persona con la caridad de Cristo y ofrece con generosidad y libertad lo mejor que tiene: el encuentro con Jesucristo”.

En este proyecto hay tres figuras: el rescatador, que interviene para que se lleve adelante el embarazo; el facilitador, que busca los recursos sociales necesiarios; y el ángel, que acompaña a la madre como lo haría una amiga o hermana. En estas jomadas, que se celebrarán en la Casa Cuna

Santa Isabel, se dará la formación necesaria para poder implicarse en este proyecto siendo una de esas tres figuras. El equipo de formación de las jomadas está dirigido por Ma José Mansilla, presidenta de SpeiMater.

Este curso está dirigido a sacerdotes y laicos que quieran formar parte del proyecto y también a laicos que por su actividad profesional necesitan este tipo de formación. También para sacerdotes que se encuentran personas en su entorno vinculadas con embarazos imprevistos.

SpeiMater está también presente en la diócesis con el Proyecto Raquel, que atiende a mujeres que han abortado, y con la red de Parroquias por la vida, donde se reza especialmente por la vida y por las personas atendidas en los otros dos proyectos.

+ Info Teléfono: 601.478.393

 

Anexos para descargar y copiar:

Spei Mater inicia el proyecto Ángel en Valencia

El 23 y 24 de septiembre formarán los grupos que atiendan a las mujeres embarazadas
Spei Mater ya está dando sus primeros pasos en la diócesis de Valencia. Esta asociación de fieles está dedicada a sanar las heridas psicológicas y espirituales que el aborto deja en la mujer y promueve la defensa de la vida desde el seno de la Iglesia. Para realizar esta labor cuenta con tres proyectos: Raquel, Ángel y Effetá-Parroquias por la vida.

Proyecto Ángel
El proyecto Ángel tendrá su punto de partida los próximos 23 y 24 de septiembre a través de las jornadas ‘Atención y acompañamiento a la mujer con un embarazo imprevisto’, que se celebran en la Casa Cuna Santa Isabel. En este proyecto se atiende a mujeres con un embarazo problemático por cualquier motivo, tanto económicos o de enfermedad. En red con otras instituciones de la Iglesia  se ofrece atención integral, y se acompaña en el embarazo, también desde la fe.
Estas jornadas están destinadas tanto a sacerdotes como laicos que quieran integrarse en el equipo del proyecto Ángel de la diocesis, así como profesional que necesiten formación en este ámbito o sacerdotes que se encuentren personas en esta situación. En ellas entre otros contenidos se presentarán las tres figuras de este proyecto: el rescatador, el facilitador y el ángel. En las jornadas participará María José Mansilla, presidenta de Spei Mater, que ya estuvo en Valencia en la presentación de la iniciativa.

Proyecto Raquel
El proyecto ‘Raquel’ tiene como objetivo “la sanación de las heridas presentes en las personas que en algún momento participaron en un aborto”, tal y como cuenta Roger Viché, representante de Spei Mater en la diócesis de Valencia. Para ello un consejero o consejera, en función de si es hombre o mujer, “acompaña a la persona necesitada de ayuda a través de un itinerario humano y espiritual en que se l leva a recibir y vivir el perdón y sanación que Jesucristo ofrece”. En la diócesis ya hay un grupo de personas que están realizando esta tarea y de hecho han estado presente en dos casos. Estos voluntarios se formarán a lo largo de todo el año para realizar de la mejor forma esta tarea.

Parroquias por la vida
El último proyecto de Spei Mater, Effetá-Parroquias por la vida, también ya está dando sus primeros pasos. A través de él se busca crear grupos en las parroquias que “difundan el Evangelio de la vida en la parroquia y en la sociedad”, así como que se realicen oraciones por la vida. En la diócesis de Valencia ya hay siete parroquias que se han unido a este proyecto.

Una de ellas es la parroquia San Josemaría Escrivá de Balaguer, que además de celebrar una misa mensual por la vida, de octubre a julio organiza un curso presencial de capacitación para la defensa de la vida Spei Mater que consta de diez módulos formativos.

Oraciones por la vida
-Parroquia Sagrado Corazón de Jesús (plaza de Patraix 21, Valencia): Primer lunes del mes rosario y misa por la vida. A las 19.30 h. También el último jueves de mes oración de Taizé por la vida a las 20 h.
–Reina de la Paz-Arca de María (Guillem de Castro 169, Valencia): Segundo viernes del mes rosario, misa y adoración por la vida. De 19.30 a 22 h.

–San Raimundo de Peñafort (calle Albacete 33, Valencia): Tercer jueves del mes rosario, misa y adoración por la vida. De 19 a 21 h.

–Nuestra Sra. del Buen Consejo (calle Lebón 19, Valencia): Tercer viernes del mes rosario y misa a las 19 h.

–San Lorenzo mártir (calle Albocàsser 14, Valencia): Último viernes del mes exposición del Santísimo, rosario y misa de 19.15 a 20.30 h.

–Ntra. Sra. de la Asunción de Benimaclet (calle Ntra. Sra. Asunción 2, Valencia): Último viernes de cada mes rosario y misa a las 19 h.

–San Josemaría Escrivá (calle San Clemente 14, Valencia): Cuarto domingo al mes misa con bendición de gestantes y rosario dirigido por niños. A las 12 h.

–Convento de Santa Clara (avda. Pérez Galdós 119): Día 25 de cada mes misa a las 8.30 h. Exposición del Santísimo, rosario, vísperas y adoración eucarística de 18.15 a 20 h.

Más información: C. Diocesana de Familia: 963 155 895
oracionporlavidavalencia--hotmail.es

Etiquetas: 

Spei Mater impartió curso en Valencia

La Asociación Spei Mater, de ayuda a mujeres en situaciones de embarazos no deseados y con tentación de aborto, imparte un curso de capacitación para participar en el Proyecto Raquel que ofrece apoyo a mujeres que han abortado.

VALENCIA, 11 JUN. (AVAN).- El curso se ha desarrollado durante este viernes y sábado en la sede de Santa Úrsula de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la UCV.

Las jornadas estaban dirigidas a personas que deseen participar en el proyecto así como sacerdotes que en el ejercicio de su ministerio encuentran cada vez más personas que han sufrido un aborto provocado.

En la jornada de ayer se trató la dimensión espiritual del Síndrome postaborto y el “Proyecto Raquel” y el sábado se ha abordado el proceso de sanación.

La finalidad del “Proyecto Raquel” es ofrecer a las personas implicadas en un aborto provocado una atención individualizada a través de una red diocesana de sacerdotes, consejeros, psicólogos y psiquiatras. Esta iniciativa se implanta en cada diócesis con la autorización del obispo correspondiente en colaboración con la Comisión Diocesana de Familia y Vida.

“Esta atención individualizada supone acompañarlas en un proceso psicológico y espiritual de sanación y reconciliación con una visión integral de la persona que aúna lo psicológico y los espiritual que está basado en el sacramento de la Reconciliación”, han explicado las mismas fuentes.(AVAN)

 

Etiquetas: 

Mª José Mansilla en Valencia: Estremece ver cómo vuelven a la vida

María José Mansilla es la fundadora y actual presidenta de ‘Spei Mater’ en España. Después de varios años dedicada a esta iniciativa y muchos más perteneciendo a otras asociaciones y movimientos provida, tiene una dilatada experiencia en la atención a mujeres con embarazos problemáticos o que han abortado.

¿Qué le ha aportado a usted personalmente esta dedicación a la defensa de la vida?

– Es una vocación y un don muy grande. Frente a todo el pesimismo que nos trae el aborto y la cultura de la muerte, veo cómo Dios actúa en la vida de estas personas, la cambia y cambia a las personas. Y eso es, sencillamente, ver a Dios actuar, palparle con las manos y, personalmente, es una experiencia de fe increíble.

¿Recuerda algún caso que le haya llegado especialmente?

– He visto conversiones impresionantes. Me estremece ver venir a las mujeres con la vida destrozada, tristes, llorando, angustiadas… y cómo, pasado un tiempo, se transforman y vuelven a la vida. Hubo una chica que llegó a decirme: “De todo esto tan horrible, ha salido lo mas bonito de todo, que he vuelto a la casa del Padre;?y de todo este sufrimiento ha salido una gran felicidad. Ahora puedo decir que soy feliz de tener a Dios en mi vida y que la herida que tenía ha sanado”. Esto me llena.

¿Cómo surgió la idea de crear ‘Spei Mater’?

– Nuestra experiencia de trabajar en distintas asociaciones provida nos hizo ver la necesidad de que esta labor se hiciera desde la Iglesia y como Iglesia. Además, necesitábamos poder manifestarnos y actuar como lo que somos, católicos, y no como aconfesionales. Porque el tema de la vida no es solo una batalla social o humanitaria, sino que es también una batalla espiritual.

¿Qué resultados está obteniendo?

– Estamos ya en treinta diócesis, y en las ciudades más grandes hemos tenido que capacitar a más consejeros porque no teníamos suficientes con los iniciales. Es un proceso paulatino, en el que vamos extendiéndonos poco a poco, según se nos va conociendo. Sobre todo, el Proyecto Raquel, que es muy novedoso, está siendo muy bien acogido porque responde a una necesidad que había en las personas que han sufrido un aborto provocado. Después se ven solas y no hay nadie que les dé una respuesta. La única que puede hacerlo es la Iglesia, que tiende la mano de la misericordia.

¿Existe un perfil de las personas que acuden a ustedes?

– No, no hay perfil. Hay personas con 14 años y otras con 80; de un nivel cultural alto y de nivel cultural bajo; de nivel social alto e inmigrantes… Desgraciadamente, el aborto llega a todas las capas sociales. Igualmente, atendemos a gente sin fe y a católicos que pertenecen a movimientos. Además, la motivación también es distinta. Acuden personas con dificultades económica, pero también por un tema de aborto eugenésico porque le han detectado algún problema; o jóvenes que no quiere ‘arruinarse’ la vida. El perfil es muy variado.